COVID-19 Y BRECHA DE GENERO

 en empresa, solidaridad, telemarketing

La OMS ha declarado el COVID-19 como una pandemia. Su director, en declaraciones recientes ha dicho “fijarse únicamente en el número de casos y en el número de países afectados no permite ver el cuadro completo”.

Aumento de la brecha de género

Efectivamente, la crisis del COVID-19 no solo es una emergencia sanitaria, sino que también es una crisis que tiene importantes repercusiones económicas y sociales y que afecta de manera muy diferente a hombres y mujeres, ¿por qué?:

  • Las mujeres representan más del 70% del personal sanitario en todo el mundo y gran parte de sectores como el comercio, servicios de limpieza y residencias de mayores. Está habiendo una sobrecarga importante de trabajo en todos estos sectores, sectores críticos en el control de la pandemia y el mantenimiento de servicios mínimos.
  • Existe una clara centralidad de las tareas de cuidados y, a pesar de que cada vez vamos a una mayor corresponsabilidad, el peso domestico del cuidado de las personas dependientes sigue recayendo en las mujeres, lo que supone que resulta complicado continuar con un trabajo remunerado con el cierre de los colegios o con el cuidado de las personas dependientes.
  • Las mujeres sufren una mayor precariedad laboral, situación que siempre ha existido desde la incorporación de la mujer al mercado laboral, pero que en situaciones de crisis económicas se acentúa, poniendo en peligro los derechos y avances, no solo laborales, sino también sociales, adquiridos hasta la fecha. Volvemos otra vez a ver como esta crisis afectará a los sectores más altamente feminizados: comercio, enseñanza, trabajadoras del hogar, hostelería y turismo.
  • Ni que decir tiene el aumento de la violencia de género y otros tipos de violencia derivadas de la situación de confinamiento.

Adopción de medidas

Muchas son las medidas que empresas y administración pública pueden tomar para, entre todos, reducir el impacto de género en esta crisis. Las medidas dependerán del sector, tipo de actividad, procesos internos, cultura organizacional y demás elementos que hacen que el proceso de adaptación, por ejemplo, al teletrabajo sea factible y culturalmente aceptado.

Desde PLUSCONTACTO hemos tomado un montón de  medidas de prevención, ya conocidas por todos/as en la crisis del COVID-19, medidas para evitar contagios, medidas de flexibilización de horarios y jornadas, medidas de conciliación, medidas de teletrabajo…Todas ellas con el objetivo de garantizar la ocupación efectiva de nuestra plantilla y hacerlo de manera segura pero, al mismo tiempo, tengamos presente que estamos consiguiendo amortiguar el impacto en esta brecha de genero que nos rodea.

Más del 80% de nuestra plantilla está conformada por mujeres y no solo estamos concienciados/as con esta causa que entendemos muy “social”, sino que además la sentimos muy nuestra, en la medida que nuestra fuerza laboral es eminentemente femenina.

Por eso siempre somos especialmente cuidadosos con nuestras acciones. El plan de medidas que hemos puesto en marcha confiamos que haya servido de ayuda a muchas familias.

Igualdad en PLUSCONTACTO

Además, es importante que recordemos que, el pasado 2019 aprobamos nuestro Plan de Igualdad con medidas tendentes a trabajar en el ámbito de la igualdad de género, en su protección e igualdad de oportunidades. Os recordamos algunas de ellas:

  • Elaboración y aprobación de un Protocolo para el tratamiento de las denuncias y/o presuntas situaciones de acoso moral, sexual y/o por razón de sexo en PLUSCONTACTO
  • Cheque de 100 € por nacimiento / adopción / acogimiento por cada hijo/a.
  • El personal tendrá derecho al uso de hasta un máximo de 6 horas retribuidas al año (a descontar de las 35 horas), para acompañar a las consultas médicas oportunas, a familiares de primer grado de consanguinidad, previo aviso y justificación.
  • El personal tendrá derecho al cambio de turno directo, para acompañar a consultas médicas oportunas, a familiares de primer grado de consanguinidad y/o afinidad, previo aviso y justificación.
  • Las horas de lactancia, bajas por accidente laboral, enfermedad profesional, y los permisos correspondientes a las letras a, b y d del art. 28 de Convenio Colectivo de Contact Center (matrimonio, nacimiento hijo/a y fallecimiento de familiar concretado en la letra d), serán descontados para el cálculo de comisiones.
  • Informar a toda la plantilla del contenido del Protocolo de Acoso y del Plan de Igualdad de PLUSCONTACTO
  • Creación de una acción formativa que especifique de forma detallada los riesgos laborales de las mujeres embarazadas y las medidas destinadas a minimizar dichos riesgos.
  • Elaboración y aprobación del Manual de buenas prácticas de Lenguaje Inclusivo de PLUS
  • Creación de un punto de encuentro digital de comunicación interna para trabajadores y trabajadoras de PLUS
  • Impartir formaciones en materia de igualdad de oportunidades a toda la plantilla de PLUS Esto ya se habría hecho de no haber sido por el COVID. Inicialmente teníamos previsto hacer formaciones presenciales pero hemos tenido que retomar las negociaciones con los proveedores de formación para reconvertirlas en formaciones telemáticas. Os mantendremos informados/as.

 Corresponsabilidad

Como sociedad tenemos mucho que trabajar en lo que cuanto a corresponsabilidad se refiere, así que es seguro que estos nuevos tiempos nos traerán nuevos aprendizajes y nuevas formas sociales, también nuevas formas de corresponsabilidad, no solo la derivada del género.

Las madres y padres comenzarán, si no lo han hecho ya, a incorporarse al trabajo, a partir ahí, ¿qué haremos? ¿las reglas de género y corresponsabilidad serán las mismas?

¿hasta qué punto son las empresas actores fundamentales de esta nueva era?

Lo son, lo somos y lo seguiremos siendo pero todos somos corresponsables. Somos conscientes de que si no hay trabajadores no hay empresas, por la tanto, palabras como “flexibilidad”, “adaptación”, “coherencia”, “transparencia” y “comunicación” se han hecho y se van a hacer más tangibles que nunca, porque si queremos que la rueda siga girando, todos y todas deberemos poner de nuestra parte, porque #estoNOtieneQUEparar. También somos conscientes de que hay límites económicos, técnicos y organizativos que no debemos perder de vista ya que, sin viabilidad, no hay negocio y sin negocio, no hay empresas y tampoco trabajo.

Deja un comentario

introduce tu búsqueda y presiona intro